12
.
02
.
18
Lenguaje
Escribir bien
por:
Adriana Zurita
por:
gramática

Debo confesar que escribir de este tema me tiene un poco preocupada. La razón es, porque la mayoría de la gente con la que me encuentro y que conozco, no toma a bien que le corrijan su forma de escribir y mucho menos su forma de hablar.

He descubierto que la escritura es algo muy íntimo, contiene nuestra educación escolar, el correcto o incorrecto aprovechamiento de esa educación y revela o delata lo que pensamos y cómo lo pensamos. La escritura nos expone de forma explícita y sin remedio, deja al descubierto lo más íntimo de nuestro ser. Es por eso, que puedo entender un poco, que cuando se toque el tema sea incómodo para muchos y salgan chispas.

Hace un tiempo leí un blog donde se tocaba este mismo tópico, en él se exhibían algunas fotos de distintos sectores de la población, desde la romántica declaración de un enamorado, plasmada en una manta que decía: “VAS HACER MI MUJER” hasta una frase escrita en la puerta de una Iglesia que intentaba hacer propaganda de esta forma: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUÉ MEAS AVANDONADO?”

Es justo por esta pena ajena que siento, por lo que no entiendo bien, el motivo por el que le molesta a la gente que se toque el tema o que alguien intente corregirlos, pero más allá de todo eso, no entiendo por qué no aceptar que necesitan ayuda o que pueden ser mejores, por qué no querer aprender y necean y quieren continuar escribiendo mal.

Para mi es importante hablar de esta actual necesidad de escribir bien, ya que veo con frecuencia, que la gente le da menos importancia a este aspecto de la vida, y van dejando morir poco a poco, la riqueza y la hermosura de esta forma de comunicación llamada escritura.

He notado, que muy a menudo la gente quiere disculpar sus errores ortográficos con la falta de tiempo, y explican que esa es justo la razón por la que abrevian las palabras en los diferentes medios en los que se tienen que comunicar escribiendo un texto, también dicen que escriben sin tener tanto cuidado, porque al que se le escribe el mensaje es de confianza o es de la familia. ¡Justo por esa razón deberíamos preocuparnos más!

En mi familia participo en un grupo de WhatsApp que aglutina a chicos y grandes y, cada vez que escribo algo, no puedo dejar de pensar que mis sobrinos que están en la escuela, o mis propios hijos me están leyendo, sin importar el grado en el que vayan. Aparte de todo, tengo fama de tener buena ortografía y entonces me siento triplemente comprometida, además, me he hecho de una buena reputación en esto de la escritura por aquello de ponerme muy profunda, o intensa (ellos dicen “poética”) cuando escribo cualquier cosa, incluso, me ha ocurrido que al intentar suplantar a alguien queriendo jugar una broma, detrás de un dispositivo, mis hijos me reconocen inmediatamente pues dicen que me delato al escribir con acentos, comas y signos de puntuación.

Estoy convencida que escribir bien, es tan necesario como arreglarse bien para ir a una entrevista de trabajo, que se puede ser elegante, fino o casual para hablar, que el idioma es tan rico que nos da para ser modernos, extravagantes, intelectuales intensos y/o expresar lo más íntimo o lo más chistoso que nos ocurra en la vida.

Estoy convencida de que, nuestra forma de escribir es indispensable, es parte importantísima de nuestra presentación, razón por la cual no podemos darnos el lujo de soslayar el tema.

Recientemente leí un poco acerca del término “gestión de la reputación” y en el texto explicaban que, para decirlo de manera sencilla, este término significa velar porque haya coherencia entre lo que las empresas son, dicen y hacen, para evitar caer en riesgos que conduzcan a la pérdida de la credibilidad y la confianza. Escribir incorrectamente cualquier texto en alguna red social puede conducirte a la pérdida de la credibilidad en tu negocio. Eso debería ser tema de primerísima importancia en cualquier empresa que quiera destacar.

Puedo entender que en las empresas, este tipo de expertos sean necesarios, por la cantidad de personas que la conforman, pero creo que en las personas se ha roto esta coherencia, creo que tristemente hemos llegado a conformarnos con medio darnos a entender y medio comunicarnos y eso sí, tener una tecnología impresionante con usuarios exigentes en cuanto a la rapidez de la entrega de los datos, pero usuarios  no preocupados en la correcta utilización de la herramienta más fundamental en la comunicación tecnológica que es la palabra escrita.

Queremos que todo lo digan los emoticones, llegamos a vivir en este escenario donde la falta de tiempo nos permite decir “ola” en lugar de “hola” o donde no nos importa entender la diferencia entre “haber” y “a ver” o donde no entendemos la diferencia entre “vaya, valla y baya” (por mencionar los errores más comunes), y por consiguiente no sabemos cómo y cuándo utilizar cada palabra. Y si a alguien pretende marcar el error, se le responde,

- ¡Ay, pero entendiste no!

Y qué decir de leer bien o de escribir bien, pareciera que la tecnología nos ha hecho daño en lugar de beneficiarnos, que ni siquiera por tener acceso a mucha más información podemos aprovecharla para beneficio propio.

Pareciera que pensamos que, si escribimos con mala ortografía, existe el corrector de Word y nos olvidamos de que las máquinas no entienden de intenciones.

Soy editora, escritora aficionada y una persona con una gran convicción de que escribir bien, es parte indispensable de nuestra presentación, estoy convencida que las palabras engalanan como el mejor traje sastre o vestido de diseñador y que son tan importantes como para expresar los sentimientos más profundos y sinceros de un corazón enamorado.

Qué sería de nosotros si nadie se preocupara por conservarla, qué sería de la música si no existiera ese vehículo maravilloso que acompaña las notas para decir con estridencia o suavidad lo que al corazón le urge expresar, qué sería de la ciencia si no pudiera plasmar la evidencia en un lienzo, para que sin importar que pasara el tiempo, ese conocimiento pueda quedar resguardado entre esos símbolos sagrados. Qué sería de los poetas que no podrían expresar el torrente de emociones que los embarga, que llevan dentro y que casi los ahoga, de no ser por esa válvula de escape llamada palabra escrita para poder verter la pasión.

“Quisiera, siempre he querido comprender, el misterio que encierra la belleza de la palabra escrita, la que transforma letras y silencios en gritos que desgarran el alma o producen alegrías incontenibles.
Busco en los más exóticos y secretos abecedarios del mundo las palabras que revelan secretos, que definen pasiones y que muestran en su compleja estructura la cambiante evolución del verbo y sus sutiles, bellas y terribles variaciones, pero aun así, en su terrible expresión muestran una belleza que las transmuta en luminosas explosiones sonoras del lenguaje humano y nos muestran en el exiguo espacio de un escenario o en el apretado volumen de un libro, la grandeza y la miseria humanas.
Me deslumbra la belleza de la palabra, aquella que transforma el verbo en fuerzas volcánicas de singular poder, en imágenes de acendrado colorido, la belleza transformada en versos, palabras, risas y lamentos, que a veces escucho en el gozo infinito de la risa pretenciosa de mis …”
Luis Salazar Retana fragmento de la bienvenida a Roberto salomón como nuevo miembro de número de la Academia Salvadoreña de la lengua.

¿Acaso, no te emocionaste al leer esta cita del Arquitecto Luis Salazar? ¿Acaso no quisieras leer el texto completo del que fue extraída? ¿Acaso, no te dio curiosidad?

Anímate, invierte, deja que te corrijan. Ayuda a conservar la riqueza de una de las formas más hermosas y sublimes de la comunicación: La palabra escrita.

Todos los artículos
¿Te gustó este artículo?
Suscríbete a la red para recibir contenido exclusivo.
¿Quieres saber de lo que puedes ser parte?

Echa un vistazo a alguno de nuestros artículos exclusivos.

¿Te suena,“debes ser más flexible”?

Flexibilidad es la manera de reaccionar cuando se ha presentado un cambio, es decir, ser flexible para adaptarse al mismo. Los nuevos esquemas laborales están definiendo que este pensamiento debe representar una oportunidad para desarrollarte, para variar tu ritmo de actividad y crecer profesionalmente al desarrollar tu visión de negocio.

Leer más
La longitud focal

En óptica o en fotografía, la longitud focal es la distancia del punto de convergencia o centro óptico al sensor de captura cuando el lente está enfocado al infinito.

Leer más
¿Cuál es el mejor momento para publicar en las redes sociales?

Esta es la vieja pregunta, ¿no? ¿Cuándo puedo publicar en las redes sociales y tener el mayor impacto? ¿Cuándo hay más gente en las redes sociales? ¿Cuál es el secreto para tener más gente viendo mi contenido en las redes sociales? ¡Bueno, la respuesta es simple – todo depende!

Leer más
Regístrate ahora para recibir noticias interesantes de esta gran comunidad
¡Gracias! Hemos recibido tu información y pronto nos pondremos en contacto contigo.
Oops! Algo salió mal, reinicia tu navegador e inténtalo de nuevo por favor.

* Precio especial de lanzamiento, últimas semanas.
* Recibe en tu correo el código de promoción para suscribirte a precio especial.
* Recibe notificaciones de nuestras promociones y actualizaciones.

Otros artículos interesantes.

Aquí encontrarás temas relacionados a los negocios, consejos para ser un mejor empresario, tips de imagen, mercadotecnia, imagen corporativa y muchas cosas más.

El mundo al revés

Además, datos empíricos procedentes de diversos países muestran que incrementar la proporción de los ingresos del hogar controlados por mujeres, ya sea de lo que ganan ellas mismas o transferencias de dinero, modifican los patrones de gasto en formas que benefician a hijos e hijas.

Leer más...
Hablemos de propósitos . . .

Quiero emprender, y tener éxito en mi emprendimiento, los que nos movemos en las redes sociales nos damos cuenta de lo efímera de la fama, de lo fugaz que pueden ser las nuevas estrellas, del brillo irreal y de los miles de amigos que cuentan porque son número, pero con los que jamás has llorado y ni siquiera compartido un helado o un bello momento. Para lograr emprender necesitamos aprender a poner metas y cumplirlas.

Leer más...
netWORKeando
Mensual
$500 / mes
registrate ahora
netWORKeando
Anual
$5,000 / aÑo
registrate ahora
Contáctanos
Algo salió mal al intentar enviar tu información, por favor refresca la página y vuelve a intentarlo.