3
.
7
.
18
Imagen y estilo
"Espejito, espejito" Algunas formas para tener confianza en ti misma
por:
por:
Tara Hooper
estilo
mujeres
hombres de negocios
imagen
mujeres trabajando
confianza en tí misma
"Espejito, espejito" Algunas formas para tener confianza en ti misma

Como asesora de imagen y coach de confianza, me apasiona ayudar a las personas a encontrar y presentar lo mejor de sí mismas. Hemos hablado de tu salud física y tu perspectiva mental como componentes clave y hemos analizado algunos de los ejercicios mentales que puedes llevar a cabo para aumentar tu confianza; ahora veremos algunas de las formas más obvias para mejorar tu imagen y tener confianza en ti misma.

Todos sabemos que se nos juzga instantáneamente por nuestra apariencia externa, ya sea correcto o incorrecto. La gente tiende a ser visual y esa primera impresión es importante. ¡Así que hagamos que cuente! 

Cuando puedes elegir un atuendo que te haga lucir y sentir bien, es un gran refuerzo de confianza. Ya sea que estés preparándote para un gran evento o vayas de carrera al supermercado, tu ropa dice mucho de ti.

Primero hablemos de color. En nuestra cultura la gente tiende a usar mucho el negro: puesto que es un color neutro, fácil, que va con todo, el eterno clásico. Pero por mucho que te guste un gran vestido o blusa negra, poner un toque de color puede mejorar tu estado de ánimo y tu confianza, especialmente si es uno de tus colores distintivos (puedo ayudarte a encontrarlos, puesto que, para eso estoy aquí). Instantáneamente, los colores que te van, te ayudarán a lucir más vibrante, saludable y 10 años más joven: te sentirás genial una vez que veas la diferencia. ¡Tu confianza brillará y recibirás muchísimos cumplidos!

Honestamente, la confección puede hacer que funcione completamente o no un atuendo. Mira bien cómo te ajusta la ropa. ¿Las mangas y dobladillos quedan en el lugar correcto? ¿Puedes moverte cómodamente? (es decir, respirar, levantar los brazos y sentarte sin temor a que algo salga mal), porque si no puedes, tu incomodidad se notará. El objetivo de tu atuendo es llamar la atención sobre tus atributos y mostrarte de manera positiva y profesional. Si tienes un área a la que desees restarle importancia, sin duda puedes hacerlo quitando color, o simplemente llamando la atención sobre tus mejores atributos. No digo que no prestes atención a esas partes, digo que no te obsesiones con ellas. ¡Resalta lo positivo, siempre!

Si te diriges a un evento, social o profesional, prueba tu atuendo. Si estarás sentada, asegúrate de que tu atuendo sea cómodo para permanecer así, que puedas respirar si las cosas se caen o debes levantarlas. Sabes de lo que estoy hablando: "funciona" cuando estás de pie, pero cuando te sientas es un desastre. Sí es así, ¿adivina qué? entonces realmente no encaja. Si vas a pararte y caminar, prueba esos zapatos. Asegúrate de que no te lastimen. No solo te los pongas y cruces la habitación; déjatelos durante unas horas, preferiblemente al final del día, cuando es más probable que tus pies hayan alcanzado su capacidad máxima, intenta caminar por el estacionamiento o cocinar en ellos. Nada es peor que los zapatos incómodos, porque de nuevo, tu incomodidad se verá y eso te restará confianza.

Organiza tu bolso, especialmente si vas a un evento de networking. No hay nada más inquietante que tratar de buscar tu información de contacto o tus tarjetas de presentación en un bolso no organizado. ¡Elimina, elimina, elimina! Lleva solo lo que necesites y, si no tienes un tarjetero, coloca tus tarjetas de presentación en un lugar de fácil acceso donde no se dañen. No coloques otro tipo de tarjetas en el mismo lugar, ¡podrías terminar regalando la tarjeta de otra persona! Eso realmente puede perturbarte en un evento en el que ya te sientes incómodo o menos seguro.

Tómate el tiempo suficiente para peinarte y maquillarte. Si no te gusta el maquillaje, debes asegurarte de que tus cejas estén bien arregladas y que tus labios estén exfoliados e hidratados. Si usas lentes, asegúrate de que estén limpios y lustrados. En cuanto al cabello, lo más importante es que se vea bien peinado y no oculte la belleza de tu rostro.

Y finalmente, antes de salir por la puerta, mírate objetivamente. Aprecia tus fortalezas y recursos maravillosos. 

Concéntrate en esos aspectos positivos cuando vayas a algún lugar donde necesites confianza. ¡Aprende a amarte a ti misma!

Por grandioso que sea tu atuendo, aún necesitas asegurarte de que lo llevas puesto, y no al revés. Parte de eso está en cómo lo lleves tu misma. Tu lenguaje corporal puede derrochar confianza o gritar inseguridad, así que, para no fallar, practica. Párate frente a un espejo de cuerpo entero o utiliza una cámara de video y practica ejercicios de postura.

Practica poner los hombros hacia atrás: la mayoría de nosotros pasamos una buena parte de nuestro día sentados frente a una computadora o mirando nuestros dispositivos. Generalmente estamos encorvados, con la cabeza inclinada hacia adelante. Tienes que entrenar esos músculos. Personalmente, sé que después de haber estado más de 20 años detrás de la silla de una peluquería, si no hago un esfuerzo consciente por enderezarme, termino encorvándome.

Debes mover tus hombros hacia atrás y hacia adelante hasta donde te sea natural y, para las mujeres, hasta una posición en la que no sientas que estás sacando tus senos. Parte de lo que podría hacerte sentir como una gimnasta que acaba de aterrizar en los Juegos Olímpicos cuando haces esto es que también estás curveando la parte baja de tu espalda y pegando tu trasero. Sé que tu espalda baja es genial, pero mantén derecho ese coxis. Tu espalda te lo agradecerá en el futuro. Cuando te pones de pie derecha, inmediatamente muestras confianza en ti misma.

También debes practicar dar la mano para saludar y pedir que te hagan comentarios honestos sobre cómo dar y recibir un apretón de manos. Todavía encuentro gente que me da un apretón de manos "flácido" o "demasiado apretado". Renuncias a tu autoridad cuando haces eso, además de que es incómodo para la persona en el otro extremo. Tu agarre debe ser firme, pero no aplastante: deseas transmitir confianza, no afirmar el dominio. Practica intercambiar tarjetas de presentación. Debes girar tu tarjeta para mirar a la otra persona y que puedan leerla fácilmente.

El contacto visual es otra habilidad crítica. Nada dice "Tengo confianza" como alguien que puede mirarte a los ojos. Es una habilidad practicada y similar a un apretón de manos, debe haber un equilibrio entre “no lo suficiente” y “demasiado”. La falta de contacto visual puede implicar una falta de confiabilidad y la mirada intensa hace que la gente se sienta incómoda. Debes asegurarte de estar tocando la nota correcta.

Es genial usar un espejo para la retroalimentación del lenguaje corporal, pero también debes practicar cuando no estás delante de un espejo. Si te grabas en video tú misma haciendo estas cosas, te sentirás un poco más objetiva y será fácil ver dónde necesitas mejorar. Recuerda, tu lenguaje corporal habla más que las palabras y algunos de nosotros tenemos un vocabulario mejor que otros, así que trabaja en mejorar el tuyo.

Espero que le encuentres utilidad a estos consejos. Estoy aquí para ayudarte a construir tu autoconfianza y también estoy disponible para responder tus preguntas sobre los colores que te quedan, el diseño de tu vestuario, la mejora de tu postura y mucho más. No dudes en ponerte en contacto conmigo, tara@thestylesignature.com o www.thestylesignature.com. ¡Estoy más que feliz de ayudarte a alcanzar tu potencial y encontrar seguridad en ti misma!

Tara

Escrito por:

Fundadora de The Style Signature y Signature Consulting; consultora de imagen certificada que proporciona herramientas y estrategias efectivas para ayudar a sus clientes a mostrar una personalidad más segura y auténtica por más de 20 años; también consultora voluntaria de Luzca Bien Siéntase Mejor.

Todos los artículos
3
.
7
.
18
Imagen y estilo
"Espejito, espejito" Algunas formas para tener confianza en ti misma
por:
por:
Tara Hooper
estilo
mujeres
hombres de negocios
imagen
mujeres trabajando
confianza en tí misma
"Espejito, espejito" Algunas formas para tener confianza en ti misma

Como asesora de imagen y coach de confianza, me apasiona ayudar a las personas a encontrar y presentar lo mejor de sí mismas. Hemos hablado de tu salud física y tu perspectiva mental como componentes clave y hemos analizado algunos de los ejercicios mentales que puedes llevar a cabo para aumentar tu confianza; ahora veremos algunas de las formas más obvias para mejorar tu imagen y tener confianza en ti misma.

Todos sabemos que se nos juzga instantáneamente por nuestra apariencia externa, ya sea correcto o incorrecto. La gente tiende a ser visual y esa primera impresión es importante. ¡Así que hagamos que cuente! 

Cuando puedes elegir un atuendo que te haga lucir y sentir bien, es un gran refuerzo de confianza. Ya sea que estés preparándote para un gran evento o vayas de carrera al supermercado, tu ropa dice mucho de ti.

Primero hablemos de color. En nuestra cultura la gente tiende a usar mucho el negro: puesto que es un color neutro, fácil, que va con todo, el eterno clásico. Pero por mucho que te guste un gran vestido o blusa negra, poner un toque de color puede mejorar tu estado de ánimo y tu confianza, especialmente si es uno de tus colores distintivos (puedo ayudarte a encontrarlos, puesto que, para eso estoy aquí). Instantáneamente, los colores que te van, te ayudarán a lucir más vibrante, saludable y 10 años más joven: te sentirás genial una vez que veas la diferencia. ¡Tu confianza brillará y recibirás muchísimos cumplidos!

Honestamente, la confección puede hacer que funcione completamente o no un atuendo. Mira bien cómo te ajusta la ropa. ¿Las mangas y dobladillos quedan en el lugar correcto? ¿Puedes moverte cómodamente? (es decir, respirar, levantar los brazos y sentarte sin temor a que algo salga mal), porque si no puedes, tu incomodidad se notará. El objetivo de tu atuendo es llamar la atención sobre tus atributos y mostrarte de manera positiva y profesional. Si tienes un área a la que desees restarle importancia, sin duda puedes hacerlo quitando color, o simplemente llamando la atención sobre tus mejores atributos. No digo que no prestes atención a esas partes, digo que no te obsesiones con ellas. ¡Resalta lo positivo, siempre!

Si te diriges a un evento, social o profesional, prueba tu atuendo. Si estarás sentada, asegúrate de que tu atuendo sea cómodo para permanecer así, que puedas respirar si las cosas se caen o debes levantarlas. Sabes de lo que estoy hablando: "funciona" cuando estás de pie, pero cuando te sientas es un desastre. Sí es así, ¿adivina qué? entonces realmente no encaja. Si vas a pararte y caminar, prueba esos zapatos. Asegúrate de que no te lastimen. No solo te los pongas y cruces la habitación; déjatelos durante unas horas, preferiblemente al final del día, cuando es más probable que tus pies hayan alcanzado su capacidad máxima, intenta caminar por el estacionamiento o cocinar en ellos. Nada es peor que los zapatos incómodos, porque de nuevo, tu incomodidad se verá y eso te restará confianza.

Organiza tu bolso, especialmente si vas a un evento de networking. No hay nada más inquietante que tratar de buscar tu información de contacto o tus tarjetas de presentación en un bolso no organizado. ¡Elimina, elimina, elimina! Lleva solo lo que necesites y, si no tienes un tarjetero, coloca tus tarjetas de presentación en un lugar de fácil acceso donde no se dañen. No coloques otro tipo de tarjetas en el mismo lugar, ¡podrías terminar regalando la tarjeta de otra persona! Eso realmente puede perturbarte en un evento en el que ya te sientes incómodo o menos seguro.

Tómate el tiempo suficiente para peinarte y maquillarte. Si no te gusta el maquillaje, debes asegurarte de que tus cejas estén bien arregladas y que tus labios estén exfoliados e hidratados. Si usas lentes, asegúrate de que estén limpios y lustrados. En cuanto al cabello, lo más importante es que se vea bien peinado y no oculte la belleza de tu rostro.

Y finalmente, antes de salir por la puerta, mírate objetivamente. Aprecia tus fortalezas y recursos maravillosos. 

Concéntrate en esos aspectos positivos cuando vayas a algún lugar donde necesites confianza. ¡Aprende a amarte a ti misma!

Por grandioso que sea tu atuendo, aún necesitas asegurarte de que lo llevas puesto, y no al revés. Parte de eso está en cómo lo lleves tu misma. Tu lenguaje corporal puede derrochar confianza o gritar inseguridad, así que, para no fallar, practica. Párate frente a un espejo de cuerpo entero o utiliza una cámara de video y practica ejercicios de postura.

Practica poner los hombros hacia atrás: la mayoría de nosotros pasamos una buena parte de nuestro día sentados frente a una computadora o mirando nuestros dispositivos. Generalmente estamos encorvados, con la cabeza inclinada hacia adelante. Tienes que entrenar esos músculos. Personalmente, sé que después de haber estado más de 20 años detrás de la silla de una peluquería, si no hago un esfuerzo consciente por enderezarme, termino encorvándome.

Debes mover tus hombros hacia atrás y hacia adelante hasta donde te sea natural y, para las mujeres, hasta una posición en la que no sientas que estás sacando tus senos. Parte de lo que podría hacerte sentir como una gimnasta que acaba de aterrizar en los Juegos Olímpicos cuando haces esto es que también estás curveando la parte baja de tu espalda y pegando tu trasero. Sé que tu espalda baja es genial, pero mantén derecho ese coxis. Tu espalda te lo agradecerá en el futuro. Cuando te pones de pie derecha, inmediatamente muestras confianza en ti misma.

También debes practicar dar la mano para saludar y pedir que te hagan comentarios honestos sobre cómo dar y recibir un apretón de manos. Todavía encuentro gente que me da un apretón de manos "flácido" o "demasiado apretado". Renuncias a tu autoridad cuando haces eso, además de que es incómodo para la persona en el otro extremo. Tu agarre debe ser firme, pero no aplastante: deseas transmitir confianza, no afirmar el dominio. Practica intercambiar tarjetas de presentación. Debes girar tu tarjeta para mirar a la otra persona y que puedan leerla fácilmente.

El contacto visual es otra habilidad crítica. Nada dice "Tengo confianza" como alguien que puede mirarte a los ojos. Es una habilidad practicada y similar a un apretón de manos, debe haber un equilibrio entre “no lo suficiente” y “demasiado”. La falta de contacto visual puede implicar una falta de confiabilidad y la mirada intensa hace que la gente se sienta incómoda. Debes asegurarte de estar tocando la nota correcta.

Es genial usar un espejo para la retroalimentación del lenguaje corporal, pero también debes practicar cuando no estás delante de un espejo. Si te grabas en video tú misma haciendo estas cosas, te sentirás un poco más objetiva y será fácil ver dónde necesitas mejorar. Recuerda, tu lenguaje corporal habla más que las palabras y algunos de nosotros tenemos un vocabulario mejor que otros, así que trabaja en mejorar el tuyo.

Espero que le encuentres utilidad a estos consejos. Estoy aquí para ayudarte a construir tu autoconfianza y también estoy disponible para responder tus preguntas sobre los colores que te quedan, el diseño de tu vestuario, la mejora de tu postura y mucho más. No dudes en ponerte en contacto conmigo, tara@thestylesignature.com o www.thestylesignature.com. ¡Estoy más que feliz de ayudarte a alcanzar tu potencial y encontrar seguridad en ti misma!

Tara

Escrito por:

Fundadora de The Style Signature y Signature Consulting; consultora de imagen certificada que proporciona herramientas y estrategias efectivas para ayudar a sus clientes a mostrar una personalidad más segura y auténtica por más de 20 años; también consultora voluntaria de Luzca Bien Siéntase Mejor.

Todos los artículos
¿Te gusta lo que lees?

Te invitamos a ser parte de la experiencia de pertenecer a netWORKeando!
únete a networkeando
Ingresa
Ha habido un error al enviar tu información.
Por favor, intenta de nuevo.
Otros temas destacados en los negocios.

Aquí encontrarás temas relacionados a los negocios, consejos para ser un mejor empresario, tips de imagen, mercadotecnia, imagen corporativa y muchas cosas más.

¿Te suena,“debes ser más flexible”?

Flexibilidad es la manera de reaccionar cuando se ha presentado un cambio, es decir, ser flexible para adaptarse al mismo. Los nuevos esquemas laborales están definiendo que este pensamiento debe representar una oportunidad para desarrollarte, para variar tu ritmo de actividad y crecer profesionalmente al desarrollar tu visión de negocio.

Leer más...
La longitud focal

En óptica o en fotografía, la longitud focal es la distancia del punto de convergencia o centro óptico al sensor de captura cuando el lente está enfocado al infinito.

Leer más...
¿Cuál es el mejor momento para publicar en las redes sociales?

Esta es la vieja pregunta, ¿no? ¿Cuándo puedo publicar en las redes sociales y tener el mayor impacto? ¿Cuándo hay más gente en las redes sociales? ¿Cuál es el secreto para tener más gente viendo mi contenido en las redes sociales? ¡Bueno, la respuesta es simple – todo depende!

Leer más...
Regístrate ahora para recibir noticias interesantes de esta gran comunidad
¡Gracias! Hemos recibido tu información y pronto nos pondremos en contacto contigo.
Oops! Algo salió mal, reinicia tu navegador e inténtalo de nuevo por favor.

* Precio especial de lanzamiento, últimas semanas.
* Recibe en tu correo el código de promoción para suscribirte a precio especial.
* Recibe notificaciones de nuestras promociones y actualizaciones.

netWORKeando
Mensual
$500 / mes
registrate ahora
netWORKeando
Anual
$5,000 / aÑo
registrate ahora
Contáctanos
Algo salió mal al intentar enviar tu información, por favor refresca la página y vuelve a intentarlo.